Suma de Voluntades

Altruismo empresarial
Por: Alfredo Villafranca Quinto

Este espacio se abre como caja de resonancia a la filantropía empresarial. Daremos no solo datos y actividades que llevan a cabo las empresas con responsabilidad social, sino los beneficios que se generan en torno a esta figura, como son el reconocimiento de la comunidad, su lealtad, orgullo de pertenencia y mayor conciencia social por parte de sus empleados.

Actualmente, el mundo de los negocios demanda la medición de resultados para cada departamento dentro de la empresa y la filantropía no debe ser la excepción, sin ello nunca podrá considerarse una función estratégica.

La efectividad de la filantropía empresarial se relaciona con el impacto que las empresas logran en el desarrollo social y se puede medir bajo los parámetros de causa y efecto.

Una comunicación efectiva y profesional incidirá de manera directa en clientes, autoridades, inversionistas, accionistas, empleados, competidores, proveedores y la opinión pública en general.

La difusión de la filantropía empresarial consolida la credibilidad; promueve desde una actitud favorable hasta beneficios concretos, como la voluntad de compra, fidelidad de marca, compromiso institucional e incremento de la productividad, por mencionar algunos.

Las políticas de Responsabilidad Social Corporativa están cada vez más presentes en el núcleo de las empresas, lo que no es común, es encontrarse con grandes empresarios que se definan a sí mismos como filántropos.
Sin embargo, existen líderes que incorporan la filantropía a sus vidas más allá de sus empresas y orientan parte de sus esfuerzos y recursos personales al bien común.

Mejorar nuestro planeta, desde una visión de negocio pero también personal, es una de las constantes en la vida de Sergi Ferrer-Salat. El empresario catalán preside el Grupo Ferrer, un conglomerado de empresas líderes en el ecosistema sanitario y farmacéutico desde los años cincuentas.

Destaca su activismo a favor de la igualdad social y de la justicia medioambiental; es un filántropo que impulsa numerosas causas solidarias en el ámbito de la educación, la cultura y la lucha contra el cambio climático.

“La toma de conciencia social es la única vía para construir una sociedad más equitativa y cohesionada. Hemos de alcanzar ese compromiso ético por el bien de todos”, afirma el empresario. Hacer por el prójimo no es solamente abrir nuevas fuentes de trabajo y asegurar que tengan éxito. Hacer por el prójimo demanda a su vez, compromiso y México como nación y los sectores productivos como ciudadanos, han adquirido una mayor conciencia de ello.

Cada día se extiende más la filantropía empresarial pero ésta no debe ser un secreto a voces, debe constituirse en un ejemplo para convocar la suma de voluntades, para crear una verdadera conciencia altruista.

En nuestro país existen pocos medios especializados para la difusión de la filantropía empresarial, no obstante la vialidad y el éxito en el uso de las estrategias de mercado y relaciones públicas dirigidas a causas sociales.

Impulso Humano abre este espacio como caja de resonancia a esas causas y a las acciones filantrópicas.

Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *